Alboraya competirá este verano por conseguir la Bandera Verde de Ecovidrio

Gent de l'Horta > Poblaciones de l'Horta > Alboraia > Alboraya competirá este verano por conseguir la Bandera Verde de Ecovidrio

Ecovidrio, la entidad sin ánimo de lucro encargada de la gestión del reciclado de los residuos de envases de vidrio en España, lanza una nueva edición del Movimiento Banderas Verdes, una iniciativa que tiene como objetivo galardonar el esfuerzo de establecimientos hosteleros de la zona la hostelería local y el activismo de los municipios costeros por la transición verde en un contexto marcado por la recuperación de la pandemia por la Covid-19.

Esta edición contará con la participación de 39 municipios de la Comunitat Valenciana, a los que se ha unido el Ayuntamiento de Alboraya y 60 establecimientos hosteleros de la localidad.

Esta iniciativa se ha presentado hoy en Alboraya con la asistencia del alcalde de Alboraya, Miguel Chavarría, el concejal de Transición Ecológica y Vías Públicas, Manolo Dueñas y parte de la corporación municipal.

Banderas Verdes, un movimiento por la recuperación verde

Banderas Verdes se consolida como una de las iniciativas clave de la alianza de Ecovidrio con la hostelería en un momento marcado por la recuperación de la pandemia y la necesidad de una transición verde. De hecho, a nivel nacional, esta campaña se desarrolla en 129 municipios costeros, de cinco comunidades autónomas diferentes y cuenta con la participación de 14.000 establecimientos hosteleros.

En la última edición, Banderas Verdes logró elevar la recogida de envases de vidrio hasta las 48.226 toneladas, un 11,2% más que en el ejercicio anterior. Además, gracias al reciclado de esta cantidad se logró evitar la emisión de 24.514 toneladas de CO2, tales como retirar 11.446 coches de la circulación durante un año.

El reciclaje de envases de vidrio en Alboraya

En 2020, los ciudadanos de Alboraya reciclaron hasta 436.227 kg de residuos de envases de vidrio, lo que supone 17,6 kg/habitante. Con más de 97 contenedores, en la localidad ya hay un iglú por cada 255 habitantes.