La pesadilla para vecin@s del Barrio de Los Dolores en Moncada con respecto a la peligrosidad de la fábrica de Nayes no ha hecho más que comenzar. Al problema de salud generado por las placas de amianto no retiradas y que siguen en la parte de la techumbre derribada, sin que el Ayuntamiento haga absolutamente nada, se suma ahora el vertido a las calles Málaga y Sevilla de sosa caustica, una sustancia corrosiva procedente de los tanques de ácidos que se utilizaban en esta empresa para el procedimientos de fabricación del acero inoxidable.

La lenta actuación del Ayuntamiento ha permitido que los vehículos que circulaban por la calle Sevilla arrastraran restos del líquido por toda la calzada y sufrieran daños materiales al entrar el contacto con sus neumáticos con esa sustancia. Asimismo una mascota que paseaba con su dueño que ha pisado ese líquido ha acabado en el veterinario con graves quemaduras en sus pezuñas.

La Policía Local finalmente ha acordonado la zona y ha prohibido el tráfico de vehículos y la circulación de personas en las calles de alrededor de Nayes. Por su parte los bomberos del parque de Moncada han procedido a tapar con sacos de arena el punto por donde se ha producido la fuga de líquido, una medida claramente provisional.

No es la primera vez que se producen vertidos de líquido tóxico a la calle en esta nave industrial. Hace un año la Agrupación Empresarial de Moncada, Alfara y Náquera (AEMON) ya dnunció el vertido también de sustancias toxícas a la calle. El problema se parcheó aunque en menos de un año ha vuelto a reproducirse ante la falta de una solución definitiva.

Tras la caida del techo de esta empresa cerrada desde hace cinco años, y en concurso de acreedores desde hace siete, nada se ha hecho por parte del Ayuntamiento de Moncada para instar a las entidades bancarias, propietarias del inmueble en la suspensión de pagos de está empresa, para que tome las medidas oportuns que garanticen la seguridad de los vecinos y transeuntes.

La solución, pero para ello el Ayuntamiento y los técnicos municipales tienen que tomar cartas en el asunto, es el demontaje de está fábrica que se cae a pedazos, la eliminación de la techumbre de placas de amianto por parte de una empresa especializada, así como la retirada de los innumerables depósitos que existen dentro de la empresa y que contienen sustancias tóxicas.

Como ya informó Gent de L´Horta existe un precedente de un caso parecido que es el desmontaje de la fábrica de carnes Estellés situada en las inmediaciones del complejo de ocio de Kinépolis. La nave industrial se quemó en un incendio que dejó al descubierto placas de amianto y material peligrosos. El Ayuntamiento de Paterna instó a la entidad bancaria propietaria del inmueble, en la suspensión de pagos, a su desmontaje total. Extremo que se produjo por parte de una empresa especializada que retiró el amianto. El coste de esta operación fue sufragado por el banco.

Reclamaciones y soluciones

A la indignación de los vecinos del Barrio de Los Dolores se suma también las reclamaciones de los partidos políticos que exigen diligencia al equipo de gobierno, al tratarse de un tema de salud pública, sobre el que poco o nada se ha hecho.

El Partido Popular de Moncada tacha la actuación del Ayuntamiento como ya sucedió con las placas de amianto de “lenta para la seguridad de los vecinos”, lo que ha propiciado daños en vehículos y mascotas. El grupo popular pedirá explicaciones al concejal responsable en el pleno. “Necesitamos un gobierno proactivo y responsable, no un gobierno que tan solo ponga parches”, ha explicado el portavoz municipal, Pau March.

Compromís per Montcada ha criticat “l’actitud de l’equip de govern” per que “s´havia d´haver actuat abans”. La formació nacionalista ha insistit “en la falta d’informació a la població, que ha vist com una substància potencialment perillosa es troba prop de les seues cases, amb tots els efectes nocius que això comporta. Pensem que l’Equip de Govern hauria d’haver eixit a donar un missatge tranquil•litzador i no donar pas a rumors que inquieten encara més la gent”.

Jesús Gimeno en representación de CS Moncada habla de “falta de profesionalidad del equipo de gobierno y dejadez”. Los vecinos llevan “meses denunciando en el Ayuntamiento los continuos robos y entradas de chatarreros en la nave de Nayes e incluso actos de vandalismo con el vuelco de bidones que contienen sustancias tóxicas.”. Gimeno recalca que este es un tema “muy serio en el que no se están tomando las medidas que se debería y del que vamos a pedir responsabilidades al equipo de gobierno porque siempre van a rebufo y no son capaces de tomar la iniciativa”.

Por su parte Elena Carrasco de Vox Moncada cree que “no han sido capaces de tomar decisiones resolutivas y contundentes que subsanen el problema, debido a la mala gestión, la dejadez y el desgobierno del partido socialista”. “Estan más preocupados por enchufar a sus familiares que por garantizar la seguridad y eso finalmente lo van a pagar muy caro los vecinos de Moncada

Por último Manolo García de Accord per Guanyar valora negativamente “la deficiente gestión en el tema de Nayes. De nada ha servido tanto asesor y concejales liberados del equipo de gobierno para solucionar un problema de estas características que ya está poniendo en peligro la salud de las personas”. Para García “el personal de la brigada de obras no puede atender estos asuntos porque ni tiene la preparación ni el material adecuado y también entraña peligro para ellos. Debe ser una empresa de residuos adecuada la que se haga cargo de este tema”.

Fotografías: Gent de L´Horta