La empresa Navarrete e Hijos, S.A. De Moncada entró en concurso de acreedores hace siete años. Tras el cese de su actividad hace cinco años fueron varias las entidades bancarias acreedoras que se hicieron con la propiedad del inmueble situado en el Polígono Industrial del Barrio de los Dolores, que ha permanecido cerrado desde entonces. Desde ese momento las instalaciones han estado a merced de los saqueadores que en un principio comenzarón robando elementos auxiliares de la construcción (puertas, ventanas, instalaciones eléctricas, metales, cobres… etc), para despues centrarse en el desmontaje de la estructura de vigas que soporta la techumbre cuyo peso como chatarra es sustancial

La Agrupación de Empresarios de Moncada, Alfara y Náquera (Aemon) denunció al inicio de los asaltos a la nave “la peligrosidad del techo de amianto y recipientes con ácidos peligrosos en su interior. La nave fue precintada de nuevo para ser abierta más tarde y comenzar el saqueo sistemático”, ha declarado Francisco Camps, Presidente de Aemon.

El suceso se ha producido a las 10 de la mañana. Las fuertes ráfagas de viendo han hecho caer parte de la nave cuya estructura de hierro había sido desmontada por los ladrones y se mantenía en el aire. Al lugar de los hechos han acudido Policía Local, Guardia Civil y Bomberos. Estos últimos han certificado que existían ebras de amianto en el derrumbe. Dos horas después el Ayuntamiento ha desplazado al lugar una pala excavadora que ha procedido ha retirar los cascotes de la calle aunque no han sido transportados en camiones fuera de allí si no que han vuelto a ser arrojado dentro de la nave. La maniobra ha sido dirigida por el regidor del Ayuntamiento, Martín Pére presente en el lugar.

Elena Carrasco y Manuel Navas, concejales de Vox en el Ayuntamiento, se han desplazado al lugar junto con un ingeniero que milita en la formación en Moncada quien ha cuestionado que los escombros se volvieran a tirar dentro de la nave. Vox Moncada denunció en septiembre el estado de semiruina de la nave ahora colapsada “para que el Ayuntamiento obligara a los bancos a vallar la nave o desmontarla por el peligro del amianto”, ha explicado la portavoz Carrasco. Además el pasado míercoles “nos reunimos con la arquitecta municipal que nos informó que se iba a abrir un expediente aunque le comunicamos que dudabamos que la construcción aguantara”, como así ha sido.

Víctor Gallego del PP ha explicado a este periódico que “desde el Partido Popular llevamos años hablando con el gobierno local para reclamar seguridad en los polígonos y sobretodo en esta nave de Nayes para que se se cerrara y delimitara su perímetro para evitar que los saqueadores y chatarreros accedieran a ella. No nos hicieron caso y lo que ha ocurrido es que un grupo de personas ha robado parte de la estructura y a principios de esta semana se agrietó toda la fachada”. En el pleno del pasado jueves “denunciamos el lamentable estado en que se encuentraba la nave con el peligro de derrumbe y que las vallas y cintas de prohibido el paso eran insuficientes”

El teniente de Alcalde, Martín Pérez, ha asegurado a Víctor Gallego que mañana lunes “los tecnicos municipales realizarán un informe sobre el estado de la estructura que queda en pié. Procederemos a desescombrar y contrataremos una empresa especializada para retirar todas las placas de amianto del tejado

Por su parte el portavoz de CS Moncada, Jesús Gimeno, ha declarado a Gent de l´Horta que “desde Cs llevamos tiempo advirtiendo del peligro. Ya hubo una caidas de cascotes hace unos meses. Se preguntó en el Pleno y parece que hace unas semana se abrió un expediente informativo por parte del Ayuntamiento. Esperamos que ahora sean más diligentes y rápidos de lo que lo han sido hasta la fecha e intentar solucionar lo antes posible y que desaparezca el peligro”

El amianto un material altamente peligroso

El amianto está prohibido en España desde el año 2002. Es un grupo de minerales fibrosos compuestos por silicatos (de magnesio, cobre o hierro). Su característica principal es la presencia de fibras largas y perdurables, lo que los convierte en un material suficientemente flexible como para poder ser trabajado con comodidad y lo bastante resistente para soportar altas temperaturas Estas cualidades convirtieron al amianto en un material estrella en el campo de la construcción, la fabricación de tuberías , tubos de extracción de humo y depósitos de agua, entre otros usos, durante la segunda mitad del siglo XX.

Pero no era oro todo lo que relucía. Tras los análisis científicos pertinentes, en 1977 la OMS lo catalogó como producto cancerígeno, dentro de la categoría del “grupo 1”, el correspondiente a los procesos industriales y productos químicos sobre los que se ha demostrado su naturaleza cancerígena.

En 1979 el Parlamento Europeo también lo consideró una sustancia cancerígena y dictaminó que debía prohibirse en todos los países de la entonces Comunidad Económica Europea de manera paulatina.

En España – donde la fabricación de amianto para usos industriales la desarrolló la empresa Uralita, marca con la que en ocasiones se denomina comúnmente este material– dejó de ser utilizado en 2002; aunque sigue presente en todo tipo de construcciones realizadas con anterioridad: desde insonorizaciones de cines, teatros y auditorios hasta los techos de fábricas, cobertizos, y canalizaciones de numerosos edificios.

Aunque el contacto directo con estructuras de amianto no supone por sí mismo un riesgo para la salud, sí lo es la inhalación de fibras derivadas de su degradación. El año pasado el Parlamento Europeo fijó 2028 como fecha límite para elimiar completamente los remanentes de amianto presentes en cualquier tipo de infraestructura

Fotografías: Elena Carrasco Vox , Víctor Gallego PP y Aemon