Una plaga de carcoma ha afectado en los últimos meses a bancos , altares y ornamentos de madera de la iglesia de Sant Jaume en Moncada. El templo ha permanecido cerrado unos días para realizar el tratamiento realizado por una empresa antiplagas, que ha supuesto un coste de 1.984 €. Durante los días que ha durado la fumigación, la eucaristía se ha celebrado en el convento de las Hermanas Franciscanas.

Fotografías: Parroquia Sant Jaume