Es una noticia que ya adelantó Gent de L´Horta la pasada semana. El Partido Popular dota de normalidad, con la emisión de una nota de prensa,  el cese de su Secretario General, Pau March, decisión tomada por la Presidenta Local María Jesús Martínez y la ejecutiva. La excusa es que la liberación de Pau March al 65 % de la jornada laboral, más la portavocía del grupo popular en el Ayuntamiento, hacen “inviable la acumulación de cargos”.

La nota añade que “ha sido una decisión tomada por el bien del partido, porque éste necesita una persona que no acumule cargos y pueda dedicarse al 100% a la portavocía”. Es un puesto que “necesita mucho tiempo de dedicación y más en una persona que ejerce su primer legislatura cómo concejal”, según afirma en la nota la Presidenta de los Populares.

La decisión “ha sido ratificada por el Comité Ejecutivo del partido”. Su sustituto será Francisco Castro del Toro “un miembro del PP de Moncada que conoce el partido “a la perfección y que ha sido concejal en anteriores legislaturas” Por su parte Francisco Castro coge el relevo de March para “trabajar desde el partido por Moncada para agradecer lo que esta ciudad ha hecho por él y su familia”, ha ratificado la Presidenta, María Jesús Martínez.

Este cambio en la Secretaría General altera el equilibrio de fuerzas entre las dos familias que luchan por el control del poder en el Partido Popular en Moncada. La primera consecuencia va a ser el proceso de remodelación de la ejecutiva por parte de la Presidenta.

El Partido Popular asiste en Moncada a un posicionamiento de fuerzas. Es la batalla que libran los partidos cuando pierden el poder. Es una guerra entre los que se fueron y nunca se fueron del todo, los que se acaban de ir pero siguen estando, los que llegan que buscan su sitio y al final todo se resume en ostentar el poder.

Fotografía: Partido Popular Moncada