El notario de Rocafort Javier Oliver corona el Everest dentro de su proyecto solidario «Encordados por la vida»

Gent de l'Horta > Poblaciones de l'Horta > Rocafort > El notario de Rocafort Javier Oliver corona el Everest dentro de su proyecto solidario «Encordados por la vida»

Javier Olvier y su mujer Carmen, ambos notario de profesión y vecinos de Rocafort son el corazón del proyecto «Encordados por la vida», una mezcla de su pasión por la montaña,el deporte y su solidaridad con la AECC. Carmen González-Meneses, la mujer de Javier, superó un melanoma maligno de piel y le fueron extirpadas las mamas por el alto riesgo de padecer cáncer de mama.

Tras eso Carmen decidió que debía expresar su agradecimiento de alguna manera. Tuvo su primer contacto con la montaña a través de un reto de subida al Kilimanjaro con otras afectadas por el cáncer. Desde entonces su contacto con la montaña ha sido asiduo al acompañar a su marido en sus retos solidarios y deportivos para recaudar dinero para la AECC Valencia: Atlas marroquí, Atlas ecuatoriano, andes chilenos…

En los dos últimos años este matrimonio de Rocafort han conseguido recaudar casi 20.000 euros para la investigación en la lucha contra el cáncer. Ellos son los que costean sus viajes y sus retos deportivos nunca piden dinero para ello. Todo el dinero que recaudan a través de patrocinios de empresas y de particulares se hace a través de una cuenta que va directo a la AECC de València. En la mayoría de sus retos ha habido empresas que han decidido destinar un euro por cada metro de desnivel alcanzado en la montaña.

Javier Oliver siempre tuvo en mente subir al techo del mundo como un reto deportivo más a los que esta acostumbrado, aunque este era especial: su primer » ocho mil». Se desplazó hace dos meses a Nepal donde ha realizado el trabajo previo necesario de aclimatación a la montaña. Ha alcanzado la cima en estos días de mayo dentro de una expedición americana de la que ha formado parte. Los que entienden de alta montaña afirman que Mayo es uno de los meses del año en el que más expediciiones intentan la subida al Everest, aprovechando las semanas prevías al inicio de la época de monzones.

Javier notario de profesión y montañero de vocación y corazón ha alcanzado su gran reto. Puede presumir de haber coronado una montaña mítica dentro de los 14 ocho miles que existen. Seguro que habrán más retos solidarios. Enhorabuena.

Fotos Javier Oliver