Cuenta atrás para la fiesta de la Mare de Déu D´Agost: Bétera ya huele a Alfàbegues

Gent de l'Horta > Fiestas y Tradiciones > Cuenta atrás para la fiesta de la Mare de Déu D´Agost: Bétera ya huele a Alfàbegues

Se acerca el 15 de Agosto día grande de las fiestas de Bétera, una fiesta de repercusión autonómica, nacional e incluso internacional. Una celebración cuyo origen parece estar en antiguos ritos de fertilización de hace más de 400 años. Los investigadores han constatado que entre los siglos XIII y XIV ya se cultivaban alfàbegues en la Bétera islámica.

La procesión de Les Alfabegues tiene un protocolo que se cumple año tras año. Despues de una ruidosa y musical despertá, los mayorales junto con la corporación municipal recogen a las obreras solteras para dirigirse al huerto de Les Alfabegues. Desde ahí parte la ofrenda hacia la iglesia.

Desde el huerto van saliendo una a una les alfàbegues por orden de altura de menor a mayor donde los tiestos van colocados en unas andas. Los jóvenes invitados por la obrera son los encargados del transporte de les alfàbegues. El desfile se divide en dos partes, ambas son iguales. Al principio les alfàbegues pequeñas para finalizar con las más grandes. Las obreras aparecen situadas delante de la última planta de cada parte, vestidas de valencianas y acompañadas del «sombrillero». Detrás de ella va la corte, sus familiares varones más próximos, la mitad de la corporación municipal y la alfàbega más grande que le haya correspondido por sorteo. Las dos partes del desfile tienen la misma estructura.

Un desfile lleno de color que, a pesar de los escasos 1000 metros que separan el huerto de les alfàbegues de la iglesia, tiene una duración aproximada de tres horas. La obrera complace al público que le pide «la volteta i el peuet» y acepta posar con cualquier persona que desee una fotografía con ella.

Es de destacar también el papel que juegan las dos clavariesas casadas cuya misión es acompañar y custoriar a las dos obreras solteras. Son sus acompañantes en todo el recorrido hasta la puerta de la iglesia, dónde vestidas de teja y mantilla colocan la mantilla blanca a las solteras. A continuación las cuatro juntas realizan la ofrenda a la Virgen de Les Alfàbegues tras la que se celebra una misa solemne.

Esta es una cita ineludible de vivir una celebración llena de color, alegría, música e historia alrededor de unas hermosas y majestuosas plantas de intenso perfume y aroma inconfundible.

Fotografies: Obreres i Majorals 2018