El robo de trapas de alcantarillado y rejillas a lo largo de este año, con mayor intensidad en los meses de verano, ha obligado al Ayuntamiento de Moncada a colocar nuevos sistemas de cierre del sistema de alcantarillado anclados al suelo mediante hormigón, lo que dificulta el trabajo a los amigos de lo ajeno. El gasto del material y la mano de obra supera los 13.000 euros.

Sólo durante los meses de verano han desaparecido de las calles de Moncada 40 trapas de alcantarilla y rejillas y en el conjunto del año 80. La Alcaldesa Amparo Orts publico ayer un post en su perfil social en el afirmaba que “ a lo largo del verano habéis sido muchos los vecinos que nos habéis advertido de la falta de las trapas de alcantarillado de varias calles en Moncada. Por desgracia tuvimos un episodio de robos y algunos amigos de lo ajeno nos las robaron. Hemos comprado nuevas y esta semana nuestra brigada de obras ha empezado a instalarlas, es una tarea laboriosa pero iremos cambiándolas y poniendo las nuevas en todas aquellas calles que falten”.

Los robos de trapas y refillas alcantarillado son algo bastante habitual al igual que el cobre de los sistemas eléctricos de alumbrado público. Moncada es la primera vez que sufre este tipo de robo sistemático. Gent de L´Horta ha preguntado a la Guardia Civil sobre este tipo de robos, “los ladrones son mafias organizadas perfectamente organizadas que roban en una provincia o comunidad autónoma para vender después el hierro o el cobre lejos del lugar dónde se ha robado, lo que dificulta enormente su localización, puesto que en la organización siempre suele haber chatarrerías que colaboran en la desaparición de este material”

Fotografías: Ajuntament de Moncada