La Alcaldesa de Moncada convoca mañana un Pleno Extraordinario a las 14:30 horas, cuya única publicidad ha sido el tablón de anuncios del Ayuntamiento de Moncada. Cmo punto más importantes del orden día figura una propuesta de determinación de asignaciones y retribuciones de los miembros de la Corporación Municipal.

Como ya informó Gent de L´Horta el equipo de gobierno presentará mañana una propuesta que contempla la liberación de tres concejales del partido socialista, que ostenta la Alcaldía, y que cada grupo político de la oposición (Compromis, Cs, PP y Vox) puedan liberar a uno de sus concejales o nombrar un asesor de grupo municipal.

La propuesta una liberación por grupo municipal ya la llevo al Pleno en la pasada legislatura Ciudadanos, aunque finalmente se dejo sin efecto al no poder consensuarse con el resto de grupos. El coste de esas retribuciones asciende a 53.000 € por concejal y año. A esto habría que sumar la retribución por plenos ordinarios y extraordinarios más las asistencias a comisiones. El Ayuntamiento destinará a esta partida de retribuciones y liberaciones la suma aproximada de 1,6 millones de € en el total de la legislatura.

Fuentes de Vox han explicado a Gent de L´Horta que «no tenemos nada decidido al respecto, estamos estudiando la propuesta». Por su parte Compromis tiene practicamente decidido que votará en contra de un liberado por grupo municipal, mientras que todo parece indicar que Partido Popular y Ciudadnos votarán a favor de la propuesta.

Bondía en el punto de mira

La pasada semana dimos cuenta del reparto de concejalías entre los 9 concejales que componen el equipo de gobierno. La concejal Feliciana Bondía repetía al frente de Servicios Sociales.

Esta asignación de este área a esta concejala ha generado una protesta de las trabajadores y trabajadoras de este departamento, que piden a la Alcaldía que nombre a otr@ representante al frente de esta concejalía.

El problema arranca el pasado mes de febrero cuando un grupo de trabajadoras presentan un escrito por registro de entrada del Ayuntamiento en el que enumeraban «la exposición a conductas de violencia psicológica, dirigidas de forma reiterada y prolongada en el tiempo, hacia las personas de este departamento y desde una posición de poder»

En el escrito de protesta también se relata que la edil » amenaza con utilizar métodos disciplinarios como traslados forzosoa» y «nos humilla descalificándonos y desautorizándonos profesionalmente, frente a otros profesionales y usuarios y nos chilla a menudo cuando habla con nosotras de formar ofensiva e irrespetuosa». Esta situación acarreó episodios de ansiedad y dos bajas entre las trabajadoras. La presentación de estas denuncias y escritos llevaron a la Alcaldesa a relevar a Feliciana Bondía al frente de esta concejlía a mediados de la pasada legislatura, lo que apaciguó y calmó los ánimos.

El anuncio que Bondía vuelve a coger las riendas de Servicios Sociales en esta legislatura ,que ahora comienza, ha provocado que los trabajadores eleven el tono de la protesta y presenten una denuncia ante la Inspección de Trabajo denunciado estos hechos «El menosprecio hacia el personal técnico, el permanente cuestionamiento de la labor profesional, su intervención directa con las personas usuarias, orientándolas contra el personal del servicio, o incluso minusvalorando el trabajo del mismo ante los responsables de Inspección de la Conselleria.

Fotografía: Archivo Gent de L´Horta