El barranco del Carraixet se convierte en un gran vertedero sin que la Confederación Hidrográfico del Jucar (CHJ) haga nada

Gent de l'Horta > Deportes > Senderismo > El barranco del Carraixet se convierte en un gran vertedero sin que la Confederación Hidrográfico del Jucar (CHJ) haga nada

Las facilidades de acceso al cauce a través de numerosos caminos que lo atraviesan, ha convertido al barranco del Carraixet en un vertedero de todo tipo de basura, en especial escombros. Tras muchos años con la promesa de un Plan Director que vele por la conservación y puesta en valor, la Mancomunitat del Carraixet presentó el pasado mes de octubre las líneas maestras del mismo, para su puerta en funcionamiento con la impilicación de la CHJ, Generalitat Valenciana, Diputación de Valencia y las poblaciones de L´horta que atraviesa su cauce.

A pesar de las campañas de limpieza que cada año realizan voluntarios la basura no cesa de crecer en un ecosistema al que ya se nombra en el Llibre dels Feits en el que Jaume I lo denomina “riu sec” al describir la batalla del Puig.

El barranco del Carraixet recoge aguas de la vertiente sur de la Sierra Calderona. Nace en la localidad de Gátova y pasa después por Olocau, recibiendo algo después, por la izquierda el barranco de Pedralbilla, que viene de Portacoeli. Sigue después con dirección SE por el término de Bétera, alcanzando su cauce gran amplitud. Se le unen por la izquierda, en el mismo punto, los barrancos del Cirer y de Náquera. Cruza más adelante el término de Moncada y toca Alfara del Patriarca, sirviendo de límite entre términos municipales, función que ejerce ya casi hasta su desembocadura. Pasa así por Foyos y Vinalesa, donde recibe el barranco de Palmaret Alto

Continua por las pedanías del Nord de València: Benifaraig y Carpesa. Toca Bonrepós y Mirambell, tomando después dirección este. Pasa por Tavernes Blanques, población que está en la margen derecha. A esta altura se encuentra junto al cauce la ermita de la Virgen de los Desamparados, reconstruida y reformada en el mismo lugar que ocupó la edificada en 1447, junto al lugar donde se enterraba a los ajusticiados.

La antigua carretera de Valencia a Barcelona cruza aquí el barranco, punto en que se encuentra también la Cruz Cubierta de Almácera, que queda a la izquierda. Entra después en el término de Alboraya. El cauce, generalmente seco hasta aquí, comienza a verse con agua, procedente de diversos manatiales situados dentro del mismo cauce. El último tramo el barranco tiene su cauce totalmente ocupado por las aguas, siendo un coto de pesca. En su margen derecha, cerca de la desembocadura, se encuentra la ermita dels Peixets, que conmemora el milagro de los peces.

Fotografías: Anónimas