Los alumnos de sexto de primaria del colegio Sant Jaume, acompañados de sus tutores y del arqueólogo municipal, Josep Burriel, han visitado el yacimiento íbero del Tos Pelat, en Moncada.

El arqueólogo municipal, Josep Burriel, ha explicado a Gent de l´Horta que el poblado “estuvo habitado entre los siglos VI y IV a.c. y tenía en su origen una extensión que supera las dos hectáreas, aunque hay expertos que sostienen que su extensión original podría haber sido mayor”. La importancia de este poblado la da su posición estratégica entre las ciudades de Edeta ( la actual Lliria) y Arse (que posteriormente fue la ciudad romana de Saguntum). El poblado ejerció un papel de intermediación comercial entre ambas.

Hasta este momento se ha excavado la parte frontal de la gran muralla que lo delimita con torres y un sector de grandes habitaciones y parte de una calle. Burriel ha explicado que “las murallas y las casas se construyeron con técnicas tradicionalmente íberas con zócalos de mampuestos de pieras y muros hecho de adobes”.

Fotografías: Col.legi Sant Jaume